Utilice este medio para presentar y discutir sus proyectos innovadores
Tendencia que difícilmente se revierta, tiene que ver con una revolución en la disponibilidad de datos
Reseado el 23/05/14 por prospectiva
¡Extra! ¡Extra! La economía de la atención sale de las breves y pide espacio en tapa
Por Sebastián Campanario | Para LA NACION

Acostumbradas a captar la atención de audiencias masivas, las industrias de la comunicación y del entretenimiento venían fallando hasta hace poco tiempo en lograr que la mirada de un gremio elusivo -el de los economistas- se centrara en ellas. La denominada "economía de la atención" tiene su origen en estudios del premio Nobel Herbert Simon a principios de los 70, pero recién en la última década comenzó a crecer, de la mano de la explosión de datos online, de mediciones más precisas del consumo de medios y de programas de análisis de texto a gran escala disponibles para todos los investigadores. Por estos días se colocó la frutilla del postre para este campo aún marginal entre los economistas: Matthew Gentzkow, un profesor de la Universidad de Chicago de 38 años, ganó la prestigiosa medalla John Bates Clark, que otorga cada año la Asociación Americana de Economía a una estrella académica de menos de 40 años.
Las bases de la denominada "economía de la atención" fueron asentadas en 1971, unos 27 años antes de que se fundara Google, por el ya mencionado Simon, quien pronosticó por aquel entonces que la multiplicación de la riqueza informativa iba a producir tarde o temprano una escasez de aquello que la información consume: la atención de sus receptores. La explosión cámbrica de micromedios, el abaratamiento de los contenidos y la primacía de los jugadores que puedan canalizar grandes "flujos de atención" (como Google o Facebook) son consecuencias directas de la predicción de Simon, hace más de 40 años.
"La atención pasó a ser el botín más preciado con el avance de Internet", dice el economista sueco Umair Haque, especializado en este debate (los países nórdicos ya tienen una sólida tradición en este tipo de estudios teóricos). En 2008 a un emprendedor se le ocurrió abrir un fondo ("Attention Trust") con la idea de que los usuarios canalizaran su atención en la Web a través de ellos, en forma remota, y cobraran dividendos por la "atención al por mayor" que, muy bien segmentada, venderían a anunciantes.
ver nota

      HomeVolver arriba