Utilice este medio para presentar y discutir sus proyectos innovadores
El ‘fracking' está cambiando el panorama energético de Estados Unidos, y puede hacerlo con el de Europa y, finalmente, con el de todo el mundo;
Reseado el 01/06/11 por prospectiva
Pablo Pardo Corresponsal de EL MUNDO en Washington.
A todo esto ¿qué es el fracking? Es básicamente inyectar arena, agua y productos químicos (entre 400 y 500, según algunas estimaciones) a profundidades de más de 1.500 metros, o sea, mucho mayores que las de los pozos de gas normales.



Este gráfico, del Departamento de Energía de Estados Unidos muestra el proceso: la mezcla se inyecta profundamente en tierra, donde disuelve parte de la roca de pizarra, aumentando su porosidad y permitiendo que el gas que se encontraba atrapado allí salga a la superficie mezclado con el agua y los productos químicos.

Para comparar este sistema con el de la extracción de gas natural ‘de toda la vida’, aquí tiene un gráfico del US Geological Survey, el equivalente del instituto Geológico y Minero de EEUU.

El pozo de la izquierda es uno convencional. El de la derecha, es de ‘fracking’. Una palabra que es el término coloquial de ‘hydraulic fracturing’, o sea, ‘fractura hidráulica’, porque de lo que se trata es de romper las rocas para sacar el gas. No sólo el gas, dicho sea de paso. Dakota del Norte está viviendo un ‘boom’ económico sin precedentes gracias a la aplicación de ‘fracking’ para sacar petróleo. De hecho, ese Estado ha duplicado su producción de crudo en un año, y en él se saca casi tanto petróleo como en Ecuador (un miembro de la OPEP), Colombia o Egipto. Pero el ‘fracking’ en la industria del petróleo es algo para otro post.



El ‘fracking’, así pues, permite acceder a yacimientos de crudo y gas que no serían económicamente viables. Y la industria está viviendo un ‘boom’ en EEUU, sobre todo en lugares como Pennsylvania, Ohio, Louisiana, Texas u Oklahoma: territorios petroleros (no olvidemos que la explotación industrial del petróleo se inició en Pennsylvania) en los que ya existían datos geológicos acerca de las reservas de gas. Han sido, además, empresas pequeñas y medianas las que han aprovechado más esta técnica. Pero ahora están entrando las grandes. Y ya hay un ‘lobby’ para promover el ‘fracking’ en Europa: ésta es su web.

Ahora bien, ¿por qué es tan controvertido el ‘fracking’ que hasta le pueden dar un Oscar? Por criterios mediomabientales. Y de eso trata Gasland, donde se pone a este sistema de vuelta y media.

Otra visión al respecto es la de este reportaje, filmado en Luisiana.

Entre esos factores están:

1) El 99% de la mezcla que se inyecta es agua y arena. Pero el 1% restante está formado por hasta 500 productos químicos diferentes, incluyendo, a veces, arenas radiactivas;

2) Las empresas no tienen obligación legal de informar acerca de qué productos utilizan. Es más: en muchos casos se trata de mezclas sobre las que las compañías tienen copyright. Y, en su paso hacia la superficie, la mezcla puede contaminar acuíferos y también la atmósfera;

3) El consumo de agua es surreal. Este vídeo casero muestra un pozo de gas en Pennsylvania. Para abrirlo se necesitaron 800.000 galones de agua, es decir, 3,2 millones de litros.

      HomeVolver arriba