Utilice este medio para presentar y discutir sus proyectos innovadores
Hologramas: “resucitar los muertos”. Robin Williams expresamente lo prohibió en su testamento
Reseado el 11/02/16 por prospectiva
Nota diario La Nación Gabriela Oliván 4/2/16
Si los hologramas sólo reflejaran personajes ficticios como Simone o Hatsume Miku,( http://www.lanacion.com.ar/1737389-quien-es-hatsune-miku-la-cantante-pop-japonesa-que-no-existe) las reglas estarían claras. Sin embargo, no es así.

Cada vez son más las empresas que compran los derechos de "resurrección" de celebridades como Whitney Houston, Michael Jackson y Elvis Presley para hacerlos revivir en recitales holográficos "en vivo".

El holograma se convierte así en algo más que una tecnología de proyección. En él se cristalizan algunas de las ilusiones de nuestra época: la posibilidad de "sobrevivir" a la muerte, la desmaterialización y la omnipresencia.

La virtualidad ya no necesita de gran parafernalia ni de anteojos 3D, cascos o sensores. La experiencia sensorial ya no está fragmentada. Con el holograma, los sentidos y las emociones se integran y el espectador se sumerge en un espejismo en el que se confunden ficción y realidad.






      HomeVolver arriba