Utilice este medio para presentar y discutir sus proyectos innovadores
"El futuro es una combinación de descargas y streaming"
Reseado el 24/06/14 por prospectiva
Streaming: música en la Nube



El nuevo modelo de negocio, que modifica hábitos de consumo y brinda al usuario un acceso ilimitado a un catálogo excepcional, reaviva la controversia entre músicos e industria
Por Julieta Bilik | LA NACION
Según se prevé, dentro de algunos años las descargas digitales de música habrán retrocedido mucho a la par de los formatos físicos, pero se habrán consolidado los sistemas de streaming. Hoy, ya son más de 40 millones los usuarios activos que Spotify -la plataforma sueca para escuchar música online, que llegó a la Argentina en septiembre de 2013- dice tener a nivel global. Parece poco en comparación con los 1110 millones de Facebook y los 500 millones de Twitter, pero su popularidad sigue en aumento. En los albores de un nuevo modo de consumir música, mucho más cerca de su naturaleza inmaterial -como dice David Byrne, el ex líder de Talking Heads-, los pronósticos y las explicaciones parecen necesarios.
Desde la irrupción del gramófono, la industria del consumo musical estuvo asociada con la adquisición de un objeto, que a fines del siglo XIX inauguró el disco de acetato. Desde entonces, y durante todo el siglo XX, la tecnología y la moda hicieron que los dispositivos mutaran: de mecánicos a eléctricos y de analógicos a digitales. Hoy, las opciones se polarizan entre lanzar ediciones deluxe, en las que la adoración por el objeto es el "quid de la cuestión", o sumarse al flujo continuo de música online de la que el streaming se nutre.



En Cómo funciona la música, el multifacético Byrne retoma aquella premisa marxista que asegura que las condiciones materiales modifican los hábitos culturales de las sociedades y explica cómo el desarrollo tecnológico cambió nuestra manera de escuchar. "Para mí, la música se ha desmaterializado, ha alcanzado un estado que tiene más que ver, en el fondo, con su verdadera naturaleza. La tecnología nos ha hecho recorrer un círculo completo." Ahora, la música vuelve a su condición etérea con el streaming.
ver nota
ver nota






      HomeVolver arriba